Feeds:
Entradas
Comentarios

De nuevo, nuestra obsesión: aquí va una de cine. Queríamos analizar la importancia que tiene el color en una película, ¿qué diferencia a las películas en blanco y negro de las que utilizan una fuente considerable de color? ¿Qué tienen estas películas que nos cautivan? Todo tiene una explicación física basada en los bastones y conos de nuestros ojos, los cuales son más sensibles a ciertos colores, como es el caso del verde, y no prestan tanta atención a otros.

El color en sí no existe, no es una característica del objeto, es más bien una apreciación subjetiva nuestra.

Hemos elegido el musical de Moulin Rouge por tratarse de una película en la que los colores tienen un fuerte simbolismo y además nos ofrece un juego de color para impactar al espectador ya que se trata de un cabaret en el que la luz, la velocidad y el color destacan por encima de otros aspectos. Realizaremos para ello un breve resumen de la teoría más importante que trataremos posteriormente y de forma práctica en el análisis de la película.
En primer lugar comentaremos el punto más importante a tratar en el color: la percepción. En este caso, la percepción del ojo es muy amplia pero todos esos colores nacen de unos colores iniciales que se dividen en primarios, secundarios y terciarios.
En cuanto a los primarios existen dos sistemas para su clasificación:

– Por un lado el sistema de color aditivo, que se refiere a la mezcla de luz coloreada. Se consigue mediante la suma de la luz de un color determinado y otra luz de otro color sobre un objeto o superficie. Donde los colores se mezclan se genera un tercer color. Es la mezcla de dos luces cuya interacción muestran a la retina del ojo una tercera sensación conocida también como color luz. El sistema se acostumbra a utilizar en la iluminación teatral, conciertos, circos, cabarets…
En la rueda de color de este sistema los colores primarios son el rojo, verde y azul. Su mezcla equitativa produce el color blanco.
– Por otro lado el sistema sustractivo no habla de la mezcla de pigmentos como las pinturas o tintes. Para dicha mezcla tan solo basta añadir pintura de un color sobre otro color que resultará en el llamado color pigmento. Casi todo lo que existe a nuestro alrededor se ha conseguido mediante este sistema.
En la rueda de color de este sistema los colores primarios son el magenta, el amarillo y cyan. Su mezcla equivalente produce el color negro.
Una vez terminada esta clasificación pasaremos a analizar los componentes básicos del color: brillo, matiz, saturación. Hablaremos de la saturación y el matiz que son los puntos que aparecen en nuestra película. También hablaremos de la relación que existe entre colores cálidos y fríos y la armonía que provocan en el espectador.

– Matiz: Sólo existen 8 matices que se refieren a la posición del color en la rueda de color.
– Saturación. Se refiere a la no mezcla del color puro con el blanco o negro lo que provoca una mayor tensión en el espectador. Son colores más densos, luminosos y puros.

Muy en relación con los componentes del color vemos la interacción de ellos que puede ser armónica o de contraste. En nuestro caso comentaremos el contraste por su relevancia en la película pero también de la armónica por la simbología que su director pretende dar a la película.

– Armonía. Significa coordinar los diferentes valores que el color adquiere en una composición, es decir, cuando en una composición todos los colores poseen una parte común al resto de los colores componentes.
– Contraste. Se refiere a la sensación que provoca una composición en la que los colores no tienen nada en común. Encontramos distintos contrastes como son: contrastes de tono, de saturación, de claro/oscuro, entre complementarios, de cantidad, simultáneo y entre tonos cálidos y fríos.

En nuestro caso, para analizar las muestras de color en la película haremos uso del contraste por saturación, entre cálidos y fríos.

Una vez comentada la parte teórica del trabajo, realizaremos el análisis de la película desde estos puntos tratados anteriormente. Para ello hemos escogido diversos fragmentos de la película que muestran los distintos apartados que hemos comentado sobre el tratamiento del color.

En primer lugar el sistema de color aditivo será el utilizado en esta película puesto que utiliza los focos con filtros de hojas de acetato o gelatinas para crear los colores mediante la superposición de las luces de cabaret y las de rodaje. A través de este mecanismo se dará un mayor dinamismo a los colores principales (rojo, amarillo y azul). Se intentará a través de las luces dar un mayor realismo a la película para provocar un resultado similar al de los auténticos cabarets de época.

Debemos comentar la riqueza cromática que tiene la película ya que cuenta con una gran variedad de colores puros y ricos en luz. Entre los muchos objetos que dan este colorido a la película podemos citar el vestuario de las cabareteras, el escenario donde actúan frente a la sobriedad que encontramos en los personajes masculinos. Para ejemplificar esta riqueza de la que hablamos recurrimos al fragmento de la película en el que se escenifica un baile de can-can. En este caso hablamos de un alto contraste de color que no se da de igual forma a lo largo de la película. El vestuario y el maquillaje, además, están llenos de color y destaca la viveza de los conjuntos, utilizando todas las texturas de la tela y todos los colores del arco iris en la escena. Lo que queremos detallar es la importancia que tiene dos colores en concreto como son el rojo y el azul asociados a los protagonistas, pero también la vitalidad de los demás colores primarios en los personajes secundarios. En definitiva, es una película centrada alrededor de los protagonistas pero con un numeroso elenco de personajes secundarios que dan esa riqueza y ese dinamismo cromático a la película.

Debemos identificar estos colores primarios con los protagonistas que además de dar dinamismo ofrece un simbolismo a la película. Asociamos el color rojo a la protagonista femenino Satine que simboliza la pasión o en el terreno religioso sería Satanás, en definitiva la seducción y la atracción que la protagonista ejerce sobre los personajes masculinos.

También el color rojo viene anunciando durante toda la película el trágico final de la chica, y el color rojo se identifica en este caso con la sangre. Por otro lado el color azul se asocia al protagonista masculino simbolizando por un lado el cristianismo frente al demonio representado por el personaje femenino. Un rasgo interesante que hemos encontrado en el libro de teoría de la Narrativa Visual de Bruce Block es que el ojo no puede ver físicamente en rojo y azul al mismo tiempo, pues estos son opuestos, al igual que ocurre en la película con la pareja protagonista. El Rojo y el contraste con el azul pueden hacer estragos en el ojo. Este rasgo se demuestra en la película con la interacción que se lleva a cabo entra el paisaje azul y el vestido rojo de la protagonista que obliga al espectador a elegir entre ambos colores. Por lo general, la elección es clara hacia la protagonista por lo que el espectador sin darse cuenta de lo que ocurre se ve atraído por ella al igual que le sucede al protagonista masculino. Además no podíamos olvidar comentar que significa esa viveza del color rojo del molino que se repite de forma intermitente a lo largo de la película al igual que la sangre de la protagonista, como elementos que pertenecen a Satine, son parte de ella.

Una vez hemos comentado la simbología que el director quiere transmitir, analizaremos el contraste entre colores fríos y cálidos. La gama de azules representa el color frío que el protagonista transmite el principio de la película a través su calma o “miedo” hacia la protagonista. Mientras que el rojo representa la calidez de la protagonista, su sensualidad y cercanía hacia lo prohibido. Satine intenta pervertir esa inocencia del protagonista masculino. A su vez, también podemos mencionar la intención que el director tiene en la película al realizar secuencias en tonos arena para equilibrar el carácter de ambos personajes. Interpretamos que la interacción de ambos protagonistas y su enamoramiento provocan ese color tierra como resultado de esa mezcla de colores simbolizando su unión . De este modo el director apaga esa furia roja de la protagonista gracias a la calma del color azul, y a su vez, el protagonista se ve con una mayor viveza dada por el carácter chispeante del rojo de la protagonista. Así la escasa armonía cromática entre el rojo y el azul que ofrece gran parte de la película solo se muestra en estas escenas comentadas que nos ofrece esa armonía de tonos y matices del color beige.

En cuanto al contraste por saturación es clara la utilización del dominio de los colores primarios frente a los secundarios o el negro y blanco. En este sentido el color rojo que la protagonista muestra a través de su vestuario, y su impactante color de pelo, demuestran esta clara saturación cromática. En este sentido, el director a través del vestuario y el juego con las luces crea un escenario vivo de saturaciones de los colores más puros. La película en su gran mayoría destaca por esa pureza de los colores que este director ya usó en otras de sus películas, como es Australia y el saturado color de la arena con tonos naranjas y marrones, o Strictly Ballroom donde el color rojo se vuelve a saturar de nuevo en el vestido de la bailarina protagonista. Podemos decir por tanto, que la saturación de los colores es un rasgo importante en el cine de Baz Luhrmann. Esta saturación tan viva de los colores la encontramos a lo largo de toda la película pero hemos querido destacar la escena final de la película donde vuelven a resurgir todos los colores del arco iris con la aparición, sin poder ser de otra forma, del rojo y el azul que se interrelacionan y juegan en el baile de la protagonista.

En definitiva, nuestra intención no era otra que la de recalcar la intensidad de la inmensa variedad cromática de la película, además del significado simbólico de colores tan importantes como son los primarios rojo y azul.

REFERENCIAS:

BLOCK, BRUCE. Narrativa visual. Creación de estructuras visuales para cine, video y medios digitales. (2008). OMEGA

http://www.weblogicnet.com/descargas/teoria-del-color.pdf

Por Conchi Gil Díaz y Silvia García Navarro

Anuncios

Abrimos una sección dedicada al cine, mayoritariamente se tratarán películas que reflejan el tema periodístico. Por ello, empezaremos con El Gran Carnaval, una película protagonizada por Kirk Douglas y dirigida por el gran Billy Wilder. Una joya escondida del cineasta que no disfrutó de la empatía del público en un primer momento. Las verdades duelen.
Vemos como esta maravillosa película se adapta completamente a una de las grandes teorías de la comunicación: la teoría crítica de la escuela de Frankfurt. Aquí hacemos un paralelismo de la película con el pensamiento de Horkheimer y Adorno, importantes figuras de esta teoría crítica.

Siguiendo a Adorno y a Horkheimer, la moderna industria cultural suprime toda originalidad del individuo, al que subyuga inevitablemente imponiéndole una serie de valores, principios y gustos que habrán de ser seguidos por la mayoría. Todo intento de salir de este círculo de influencias resultará en vano, pues los medios de comunicación reprimen al individuo y absorbe sus ideas, integrándolas en un todo común.
Como dirán Adorno y Horkheimer en su texto: “Para todos hay algo previsto, a fin de que ninguno pueda escapar; las diferencias son acuñadas y propagadas artificialmente.” Por esta misma razón, todo gesto de diferenciación del ciudadano medio, todo acto de cuestionamiento de las directrices o de rebeldía, pasará a engrosar el repertorio de la maquinaria capitalista, que sabrá (como ha demostrado ya tantas veces) tergiversar y reutilizar para su propio beneficio esta idea.
Con todo, los medios de comunicación logran el adormecimiento de las masas, suprimiendo sus elementos propios y el poder crítico que puedan tener. Es por esta razón, que el individuo perderá su espontaneidad, aquello que le permita salirse de los cauces impuestos desde arriba, lo que los propios autores llaman “la atrofia de la imaginación”.
Siguiendo el hilo de estos planteamientos, no resulta extraño que en la sociedad de masas las necesidades de disfrute estético o uso de tiempo libre sean satisfechas a través de productos estandarizados, algo que se logra gracias a la producción en serie. Los medios de comunicación se transformarán en puros gestores de estas fuentes de satisfacción que tan animosamente busca el hombre medio. En el caso planteado en “El gran carnaval”, los medios sabrán explotar la cultura legada por el pueblo indio, así como la agonía de un Leo Minosa atrapado entre rocas, para atraer a las masas, que acudirán en desbandadas a la zona, carentes de toda responsabilidad, casi como si de marionetas controladas por unos hilos manejados por las mismas manos responsables de los medios se tratasen. La morbosidad que late en su interior, la curiosidad innata alimentada por la noticia, que tan solo busca eso, vender, será la llama que impulse al ciudadano a lanzarse a la carretera y acudir tan rápido como pueda al lugar de los hechos.

2. En la película, Leo Minosa (Richard Benedict), un saqueador de tumbas y de restos arqueológicos, comercia con objetos de otra cultura considerados artísticos en el siglo XX, que después vende a museos, coleccionistas y a potenciales compradores. ¿Qué cambio se ha producido en la percepción de ese objeto de la Antigüedad a la Ilustración?

Como señalarán Adorno y Horkheimer, la Industria cultural transforma las obras de arte en meros objetos al servicio de la comodidad; así como la personalidad eminentemente autoritaria de aquellos conformistas, que preferirán obedecer órdenes antes que afrontarlas.
Todo arte y objeto cultural del pasado ha venido sufriendo una paulatina degeneración en el mundo contemporáneo. Serán ahora considerados como simples productos, a los que se les otorga un valor monetario además de su ya valor estético o moral. Es además en función de estos, sobre los que el mercado seleccionará una oferta objetiva de productos culturales, así como su posibilidad de producirlos. La industria cultural podría ser, por lo tanto, entendida como la base sobre la cual se formarán identidades y en donde la cultura puede ser concebida como un negocio.
Es despreciable la deshumanización que los medios, entendidos como los aglutinadores del original pensamiento dispar del hombre, han hecho del arte, a que han despojado de toda alma y esencia, para, una vez más, ponerlo a su propio servicio. El arte ya no es más que mera moneda de cambio, destinada a entrar en el juego de una sociedad consumista que reclamará el arte como una manera de extinguir el impulso que los medios crean en ellos.

3. La industria cultural que se levanta alrededor de este yacimiento, potenciada por el accidente, deriva hacia el entretenimiento y la banalización: el dolor y la muerte convertidos en espectáculos de masas. Relacione las reflexiones de la Escuela de Frankfurt con los planteamientos propuestos por Billy Wilder y los guionistas de la película.

Según Adorno y Horkheimer : “igual que se le perdonó a Orson Welles el gran desastre que originó su retransmisión de La Guerra de los mundos, el uso de la violencia en la industria cultural queda justificado hoy porque reduce la tensión entre la imagen y la vida cotidiana”. Esto no es más que el viejo egoísmo presente en la naturaleza del ser humano, cómo disfruta con el sufrimiento ajeno para justificar su propia existencia al decir: “¡Vaya! Aún existe alguien mucho más desgraciado que yo…”

Si extrapolamos estas reflexiones a la película, vemos que la idea del director con la de estos dos autores coincide bastante. Como dijo el crítico de cine Carlos Boyero cuando le preguntaron sobre la película de Wilder: “Me parece la crítica más lúcida y feroz que el cine ha hecho nunca sobre la manipulación que ejerce cierto periodismo y sobre el morbo y el egoísmo de las masas.” Sí, morbo, puro morbo es el que mueve a las masas a montar el teatrillo alrededor de la mina.

Esto no es cosa nueva, queridos, ya lo decían los romanos: panem et circenses. Alrededor de la mina ya se encargan de montar la feria para el abastecimiento del panem, así que… ¿qué más cosas se puede pedir? Todo parece ser perfecto para este ser humano cuyo único placer es la masacre de sus semejantes.

4. El filme no tuvo éxito en su momento en Estados Unidos. Y, sin embargo, la trama ha ido consolidándose como uno de los relatos cinematográficos que, a nuestro juicio, mejor abarca las contradicciones del periodismo. ¿De qué modo la forma narrativa implica al espectador, a nosotros como espectadores de la historia?
La forma narrativa implica al espectador interpelándolo directamente como protagonista del circo. El espectador de la película puede verse identificado con los cientos de espectadores que se trasladan a la entrada de la fábrica a ver lo sucedido, puesto que del mismo modo los espectadores de la película se acercan al cine para ver la desgracia del indio atrapado en la mina. El periodista no es del todo culpable en esta trama, es la gente que apoya y sigue el espectáculo, es la masa la que da pie a que se continúe con el circo. Por ello la masa es mostrada al fin y al cabo como la verdadera culpable, la masa malvada que disfruta viendo las desgracias ajenas y convierte el sufrimiento en entretenimiento. Quizá sea esta una de las razones por las que no triunfó en Estados Unidos ya que como dijo Wilder: “Nadie quiere gastarse cinco dólares para enterarse en el cine de que era un tipo miserable”.
La forma narrativa de la película se adapta al esquema propuesto por Adorno y Horkheimer quienes tachan esta forma de narrar con cierto desprecio puesto que masacra a la imaginación. Bien es cierto que el cine puede atrofiar la imaginación puesto que nos exige sólo una actitud pasiva y no participativa. Muchos cineastas inciden, por ejemplo, en que el ver muchas películas puede ser contraproducente pues te puede llevar al tópico del “todo está inventado” y no ser originales.
Sin embargo no estoy de acuerdo con el punto de vista de estos autores. Yo, que soy una gran defensora de la creatividad y la imaginación, reconozco que en ciertas ocasiones es prescindible puesto que la intención del director no era otra sino la de mostrar una realidad: la perversión que puede tener el periodismo al manipular los hechos y la realidad. El objetivo de esta película contribuye a la formación de la memoria colectiva y propone perspectivas sobre cuestiones, procesos y acontecimientos históricos e interpretaciones, puesto que narra la historia de un suceso real ocurrido en Kentucky en 1925, en el que murió un hombre, Floyd Collins, atrapado en el interior de una cueva. El director hace que una argumentación sobre el mundo histórico sea persuasiva y tenga un alcance poderoso y omnipotente. Quiere mover conciencias y hacer que su público piense en más ejemplos de lo que se les acaba de mostrar en su mundo real para así ser capaces de denunciar la manipulación de los medios y pararla.

5. La historia contiene una fórmula narrativa común a otros filmes de denuncia y compromiso. ¿Piensa que la película de Wilder responde a un producto más de la “industria cultural”, esto es, a la reproducción serial y estandarizada de bienes culturales, tal y como es concebida por los teóricos de Frankfurt?
No, la película de Wilder no responde a un producto más de la industria cultural, dado que como Horkheimer y Adorno dicen (y como ya expliqué en la primera pregunta):
“En la sociedad de masas, gracias a la reproducción en serie, las necesidades de disfrute estético o uso de tiempo libre (entretenimiento y diversión) tienden a ser satisfechas a través de productos estandarizados que son enviados al mercado para ser consumidos por personas cuyo gusto, preferencias estéticas y entretenimiento tienden a ser también estandarizados.” Pero además Adorno enfatiza en que la industria cultural “priva al espectador de cualquier responsabilidad o imaginación”.
Pues según lo dicho por estos autores, pasaremos a desgranarlo:
La estandarización de los gustos se produce gracias a la producción en serie que intenta cubrir las necesidades estéticas de la masa. Como bien hemos visto la película no resultó para nada exitosa en Estados Unidos y su director sabía que levantaría ampollas entre los propietarios de los grandes medios de comunicación estadounidenses que son los encargados de difundir a las masas aquello que les conviene o les gusta. Si esta película no les gusta, transmitirán una mala imagen de ella a la masa quien lo absorberá todo como una esponja.
El director, teniendo esto en cuenta, no hizo una película para cubrir las necesidades estéticas de la gran masa, sino más bien para despertarles del aletargamiento en que se hallan sumidos y crear un sentimiento de responsabilidad. Con esto se explica también el segundo argumento de por qué esta película no está inserta en la industria cultural, ya que según Adorno privaría al espectador de toda responsabilidad. Esta película, por lo tanto, pretende causar el efecto contrario. Apela a las masas para que exijan una información veraz, responsabilizándoles y acusándoles de ser responsables de carnavales como el que se montan alrededor de la mina, algo tantas veces repetido hoy día, exigiendo del mismo modo responsabilidad en el ejercicio de la profesión periodística.

Por Silvia García Navarro

Para finalizar con este discursito sobre la censura que seguro todos conocemos muy bien, hemos querido ir más a fondo y preguntar a Deeya Rambo, estudiante de la universidad de la Meca en Arabia Saudí, cómo se siente como usuario de la red en un país censor. Sorprendentemente no le preocupa demasiado y admite que la mayor parte de la población saudita se acaba resignando e ¡incluso señala algunas ventajas que puede ofrecer la censura! Aún siendo usuario habitual de Google no le asustaría la marcha de Google de su país debido a la existencia de otros buscadores.
Paso a transcribir parte de la entrevista que considero más interesante:
– Do you feel there’s enough democracy for your people in Arabia?
– No, actually because Saudi Arabia is a kingdom!! So for example you can’t say the king is a bad man or something like this…. but you know sometimes you can’t know what the government does, something secret !! So we don’t have much freedom mind!!
– Do you know what’s the government’s tools to censure webs?
– I think we have a Foundation who find what people do in internet …But I’m not really sure… for example in my country you can’t entry to some web side like a porn web or sexual and in fact, it is good for children.
– Do you feel manipulated by your government?
– I don’t think so! Look! All governments in the world do mistakes, so my government is a good one but some men who work there are not honest! They make many wrong things!

China afirma que las medidas que está tomando contra Google no tienen nada que ver con la restricción a la libertad de expresión de sus ciudadanos, simplemente quiere eliminar los contenidos “nocivos” que existen en Internet. Pero no se puede apoyar esta postura en el momento en el que se están vulnerando derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos y de los trabajadores de los medios de comunicación chinos. Éstos deben ser la voz del pueblo y no permitir bajo ningún concepto que un grupo de “manda más” les acalle sus opiniones. Como dice Manuel Castells, “Internet bien podría servir para que los ciudadanos vigilasen a su gobierno y no para que el gobierno vigile a sus ciudadanos” y también afirma que “Por otra parte, como establece Manuel Castells “sin duda las autoridades de un determinado país podrían detectar a los recipientes de determinada clase de mensajes, poniendo en práctica su capacidad de vigilancia y allí castigar a los infractores de acuerdo con sus leyes, algo que los disidentes chinos han experimentado a menudo en sus propias vidas”.
Evidentemente va a ser un largo y duro camino ya que los periodistas y los medios de comunicación son vetados en China, sus libertades no pueden desarrollarse plenamente en su propio país y, para ello, necesitan el apoyo de todos los medios de comunicación; necesitan saber que si en su país no se les va a dar la opción de informar y expresarse libremente, pueden recurrir a las libertades que existen en otros países para poder hacerlo, como se hacía antiguamente, que era informar desde el “exilio”.
Con estas censuras lo único que el gobierno chino consigue es que se creen medios que informan clandestinamente para que de esta manera las noticias y las informaciones importantes lleguen a todos los hogares. Y aunque intente, a través de diferentes medidas, acabar con estos medios, los ciudadanos chinos seguirán reivindicando su derecho a la libertad de expresión e información.
No hay que olvidar las declaraciones que realizó en 2007 el defensor de los Derechos Humanos en China, Lun Zhang, que aseguraba que en el país asiático se vive “el momento de mayor esperanza” para la libertad de expresión en China, gracias a Internet y a las nuevas tecnologías, que contribuyen a favorecer la lucha de los ciudadanos por los derechos democráticos. Estamos ante el mejor momento en 100 años para la esperanza de la libertad de expresión, y esa esperanza habría sido inconcebible sin Internet”. Esa luz de esperanza que veía Zhang, hoy día se está intentando apagar a través del gobierno chino por todos los medios.
Aún así, Bill Gates declaró que “los esfuerzos de China para censurar Internet han sido muy limitados. Es fácil saltárselos, y por eso pienso que mantener en auge Internet allí es muy importante”. Con estas declaraciones apoya a Google a no rendirse y seguir adelante en la lucha de dos pesos pesados de la economía mundial.

Por Roberto Cabanillas Trenado, Rocío Cambronero Martín y Silvia García Navarro.

• ¿Debe Google retirarse de China?

Aunque esta pregunta ya queda un poco desfasada porque tenemos la respuesta, nunca viene mal cuestionárnoslo de nuevo ahora que “la calma ha llegado”. No se trata de remover la mierda ni el pasado, sino de presentar los hechos y ver cómo nos exponían el asunto los grandes medios y cómo lo vemos la otra pequeña minoría…

Una serie de intentos de robo de código informático y piratería de cuentas de correo de opositores chinos es la razón principal por la que Google amenaza con su retirada de China. Este propósito es alabado por muchos puesto que Google ha sido la primera en plantarle cara al gigante chino, lo que ni siquiera los Estados se han atrevido a hacer. Un aplauso a Google que se lo ha ganado. El corresponsal James Fallows, por ejemplo, coloca al mismo nivel, con este suceso, a la empresa y al gigante. Un David contra Goliat.
Sin embargo, no todo el monte es orégano y a Google como a toda empresa le gusta la pasta gansa. Por ello, detrás de esta cubierta de supuesta defensa de la libertad de expresión y demás paternalismos se esconden las verdaderas razones: y es que, a Google no le importa perder a China como cliente puesto que las cuotas de éste en Asia son muy bajas o inexistentes. China es un peón de poco valor. ¿Y si este peón fuera torre, Google se hubiera atrevido a sacrificarlo? De todas formas su repliegue está por ver…
Si pensamos con detenimiento el asunto caemos en la pregunta de si conviene o no la retirada de Google de China. ¿Es esto un verdadero problema? ¿Hasta dónde podemos llegar sin Google? China no tiene por qué alarmarse puesto que existen otras herramientas de búsqueda como son Yahoo, Apple, Cisco y por supuesto Baidu, producto nacional chino que se vería beneficiado por la toalla tirada de Google.
Y por otra parte ¿a nosotros qué nos importa que Google se retire de China? Como futuros profesionales de la información y defensores de la libertad de expresión debemos situar a ésta por encima de todo mercado. Por tanto, no sólo debemos atacar a esos países censores sino también a la diligencia de estas grandes empresas de la red que colaboran con sus operaciones de censura y vigilancia mediante el barrido periódico de algunas aplicaciones como Wikipedia y el uso de filtros por palabra. ¿Qué importa que Google se retire de China si vamos a cambiar al perro de collar?
Si las acciones de estos buscadores fueran honestas entonces seríamos los primeros en defender la no retirada de las empresas red de ningún país totalitario puesto que sería una forma de resistencia y lucha para los ciudadanos.
La censura no sólo existe en China, hemos de señalar a algunos de los pupilos que le han seguido los pasos y que con calificados por Ronald Deibert, profesor de la Universidad de Toronto, como “los bloqueadores omnipresentes”. Según un estudio reciente los diez países que se llevan el óscar a la censura son: China, Irán, Arabia Saudí, Túnez, Birmania y Uzbekistán.

Rocío Cambronero, Roberto Cabanillas y Silvia García.
Estudiantes de PERCOA.

Porque Google se lo merece y hay mucho que decir, esta reflexión irá engordando a lo largo de los días…

• ¿Google enemigo del periodismo?

La WWW es el mayor centro de investigación del mundo al cual se accede a través de los buscadores. Google, con un tiempo de espera de aproximadamente 0,5 segundos por respuesta, se ha convertido en el buscador por excelencia. Pero, Google ya no es solo un buscador. Google es la gran empresa que controla casi todas las actividades que realizamos por Internet: se adueñó de los blogs, de YouTube, de la visión de la Tierra y de las calles (Google earth y Google street-view), de los correos electrónicos (gmail), de la información médica (Google health)…

Google y su abundancia de información del que todos somos partícipes están cambiando el concepto de periodismo que conocemos. Y, es que las publicaciones digitales (noticias, libros electrónicos, videos…) reciben el 90% de su tráfico a partir de los buscadores. ¿Qué ventajas y desventajas supone entonces Google para el periodismo?, ¿en qué medida sustituye Google a las agencias de noticias?, ¿qué consecuencias tiene esto para la ciudadanía? Estas son algunas de las preguntas que trataremos a continuación.

Si hablamos de ventajas, no podemos dejar de repetir el término, tan escuchado últimamente, de libertad de expresión. Con Google todas las páginas web tienen la posibilidad de presentarse en la lista de resultados. No se imponen ideologías ni una línea editorial como ocurre con los periódicos teóricamente. Ahora, las reglas de juego están cambiando: el lector ya no recibe las noticias dependiendo de un medio de comunicación sino que solo busca aquellas que le susciten interés (ahorrándose tiempo y esfuerzo). Nicholas Negroponte utiliza la expresión “Daily me” para explicar que en el futuro los ciudadanos se podrán hacer su propio diario sin necesidad de otros diarios.

Otra ventaja de la que reflexionar es que Internet no entiende de límites geográficos. Los resultados de Google tienen un alcance global. La única barrera que hay que superar ya es el idioma pues al final navegamos solo por las paginas que entendemos, dejando que se pierda información con auténtico valor.

Está claro que el modelo de periodismo ha cambiado. Antes existía una jerarquía: un periodista que necesitaba de una empresa y de un medio de comunicación para hacer llegar la información a la audiencia. Ahora es el momento del periodismo ciudadano (periodismo 3.0.) dónde todos podemos ser emisores y receptores, dónde los medios ya no disponen exclusivamente de las noticias. Claro que esta masiva publicación de información en la red (son cada vez más los que escriben en ella) también tiene inconvenientes. Google se mueve por la abundancia de noticias y no por el dedicado tratamiento de la información. Y es que aunque con Google se crea más valor también se crea más ruido, es decir, información con poca calidad que aparece en altas posiciones en la lista de resultados. Esto se debe a que Google ve caracteres, no significados, y los criterios para que un sitio web suba a las posiciones más privilegiadas suelen tener relación con el título de la página, los enlaces externos que vinculan al medio, el hipertexto interno y la distribución del término buscado en el contenido. Esto lleva a los ciudadanos a que tengan que aplicar criterios periodísticos que nunca antes habían utilizado: verificar las fuentes, realizar comparaciones, etc.

Este concepto del periodismo ciudadano es lo que ha llevado a Jim Spanfeller (el CEO del sitio Forbes.com) a calificar de “parasitario” al modelo económico de Google, declarando que “obtiene compensaciones desproporcionadas de lo que es fundamentalmente del trabajo de otras personas”. Google respondió a estas acusaciones tomando voz con la vicepresidenta de “Búsqueda y Experiencia del Usuario” Marissa Mayer. Ella dijo que “la búsqueda de Google y Google News proveen un valioso servicio gratuito a los periódicos, enviando específicamente a sus sitios a lectores interesados” y mencionó que los periódicos recurren a servicios de Google, poniendo como ejemplo: “el año pasado, el sitio de Los Angeles Times utilizó a Google Maps para rastrear los incendios ocurridos al sur de California”.

To be continued…

Por Rocío Cambronero, Roberto Cabanillas y Silvia García.
Estudiantes de Periodismo y COA

En las sociedades como la nuestra, los medios de comunicación sirven para realizar incesantemente el trabajo ideológico crítico de “clasificar el mundo” dentro de los discursos de las ideologías dominantes. No es un “trabajo” simple
ni consciente: es un trabajo contradictorio, en parte por las contradicciones
internas entre las diferentes ideologías que constituyen el terreno dominante,
pero aún más porque esas ideologías luchan y contienden para tener
dominancia en el campo de las prácticas y la lucha de clases.
Por tanto, sólo podemos hablar de la función de los medios que reproducen el campo ideológico de una sociedad, son su voz o al menos debería serlo. La función de los medios para el poder dominante es mostrar su ideología para dirigir a las masas no como “partidaria”, sino como fundamentalmente orientadas “dentro del modo de realidad del estado”.
Se trata corromper el poder de los medios, es cuando entonces hay un conflicto entre poder-pueblo, conflicto entre ideologías y voces.
Recojo aquí la función de los medios en la toma de decisiones a lo que contribuye con la emisión de programas como pueden ser los populares debates políticos entre los cabecillas de los partidos políticos de turno cuando ven asomar el pelo a las elecciones…comienza la carrera de la demagogia, ¿Quién da más?

Para mí la función más interesante de los medios se reduce a esto ya que a la vez es una forma de educación en valores que absorben nuestros vástagos.
En la esfera política, la radiodifusión reproduce la forma de la democracia parlamentaria y del “debate democrático” que debe asegurar la nación para el bien de los ciudadanos y todo este rollo que siempre nos han metido, palabrería que no se dice de corazón; pero aparte de mis opiniones personales poco fundamentadas en impresiones y prejuicios propios, el trabajo ideológico de los medios de comunicación no depende del discurso regular y rutinario, ha pasado los límites del contenido para el apoyo directo de una u otra de las posiciones principales dentro de las ideologías dominantes: depende del trazado y apuntalamiento del campo ideológico, por así decirlo, del espectáculo político.
Estamos envueltos en un toma y daca del que la televisión se hace eco. Oposición y gobierno siempre tirándose los platos a la cabeza en vez de trabajar conjuntamente. Precioso.

Por el bulevar de los sueños rotos se encontraron Chavela Vargas y Joaquín Sabina para deleitar al mundo con un “nosotros”
El flaco de Úbeda, que desde siempre admiró a Chavela Vargas, como vimos en este tema mítico, tendrá el placer de aparecer en el nuevo disco de la Paloma negra ¡Por mi culpa!
Chavela, de 91 años, produce ella misma el disco para evitarse jaleos con las discográficas y se reúne junto con un grupo de amigos para grabar duetos, una delicia…

Fuentes: http://www.joaquinsabina.net Imagen de Chuy Ruiz